Síguenos:

Ser científico en España es una carrera de obstáculos, ¿Por Qué?

Irene Vázquez (28 años) investiga un tipo de cáncer infantil; Daniel Herranz (26 años) trabaja con nanomateriales para desarrollar pilas de combustible más eficientes; Ana González (25 años) estudia la escritura de mujeres en Marruecos y Miguel Núñez de Prado (24 años) se ha centrado en la esquizofrenia. Son un ejemplo de los jóvenes españoles que, en plena crisis, decidieron dedicarse a la investigación, pese a los recortes, la incertidumbre sobre su futuro y las dificultades que, según aseguran, encuentran incluso antes de ser doctores.

Los cuatro son predoctorales, es decir, están haciendo su tesis (todos en la Universidad Autónoma de Madrid, UAM) y cada uno tiene un tipo de contrato distinto que les permite financiar los cuatro años que tardarán en ser doctores.

Pero los más de 30.000 trabajadores predoctorales que hay en España llevan un año en pie de guerra reclamando y negociando su ansiado Estatuto del Personal Investigador en Formación (EPIF) que, según recoge la Ley de Ciencia aprobada en 2011, debe regular su situación y acabar con la disparidad de sueldo y condiciones que existen en función de la comunidad autónoma en la que se encuentren y de la convocatoria de ayuda que consigan para hacer su tesis.

"La Ley de Ciencia establecía que el estatuto debía haber estado desarrollado en 2013, pero hemos llegado a 2018 y seguimos sin él", se queja la bióloga Irene Vázquez.

Mientras no lo tengan, denuncia Pablo Giménez, presidente de la Federación de Jóvenes Investigadores (FJI), "seguirá habiendo predoctorales muy formados que ni siquiera llegan a ser mileuristas". Como ejemplo cita los 720 euros netos mensuales (en 14 pagas) que ganan algunos predoctorales en Extremadura, 736 euros en León o 906 en Valladolid.

Garantizar sueldos dignos no es su única reclamación. Aseguran sentirse en un "limbo jurídico" y "desprotegidos" frente a situaciones como la que detectaron en febrero de 2017. Según relata Irene, "de forma retroactiva y sin anuncio previo", se cambió el código de la Seguridad Social asociado a sus contratos, pasando de un código de obra y servicio a uno de prácticas.
IRENE VÁZQUEZ (28 años). Licenciada en Biológicas y con un máster, es investigadora predoctoral en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa. Gana 985 euros al mes (14 pagas).

DEDICAMOS MUCHO TIEMPO A LA BUROCRACIA PARA QUE LUEGO HAYA CIERTAS PERSONAS EN EL GOBIERNO QUE CONSIGUEN MÉRITOS Y TÍTULOS POR UN TRATO DE FAVOR".

¿Que opinas sobre este tema? ¿Los investigadores de nuestro país están infravalorándose? ¿Nos quejaremos más tarde de la famosa fuga de cerebros?.

Publicado por: Alex el lunes 21 de mayo de 2018



Comentarios Facebook
Síguenos:



Nuevo servicio de alertas EMPLEO, adaptadas a tu perfil profesional
Ofertas Empleo Sucurriculum.com RSS Empleo Local
ofreces empleo
Síguenos en Twitter


Síguenos en Google+


Síguenos en Linkedin


En Facebook


Nuevo servicio de alertas EMPLEO, adaptadas a tu perfil profesional

POLÍTICA COOKIES | PROTECCIÓN DE DATOS | AVISO LEGAL | CONTACTO | Diseño y Programación Web

Alertas de Empleo

Alertas de Empleo Personalizadas:
Recomendamos NO usar mail de HOTMAIL o YAHOO

De donde te interesan las ofertas:

Palabras que definan su perfil separadas por comas

Fecha Nacimiento


Afirmo que he leído la información legal y protección de datos del sitio web
¿Quiere recibir alertas en su messeger?

cerrar
No olvides Compartir: