Síguenos:

Se arruina por los manteros

Detrás de los 157 millones de euros de pérdidas en ventas que causa el top manta al año en Madrid, se esconden las tragedias cotidianas de los comerciantes que ven cómo su negocio languidece, que comprueban que no pueden contratar a más trabajadores y que sufren que el producto por el que ellos cotizan una gran cantidad de impuestos se vende justo al lado sin pagar ni un solo euro al fisco.

Ésta es la historia de Kiko, un comerciante de los de toda la vida, que ahora está al borde de la ruina: "Estoy sufriendo una debacle. Ya no me conceden ni una línea de crédito más. Nos hemos endeudado por el negocio y nos comemos el patrimonio de 20 años. A mí me está costando la salud".

Empezó a los 14 años trabajando en la carnicería de su padre y, poco a poco, fue montando un pequeño negocio. De la carnicería dio el salto a las tiendas de souvenirs y, ahora, él junto con otros 14 socios, tiene 35 establecimientos repartidos por toda España. Llaveros made in Spain, imanes, abanicos, gorros, mantones de manila y todo tipo de recuerdos para los turistas. Era un comercio boyante hasta que, un buen día, decidió diversificar las ventas y especializarse en las camisetas de fútbol. Y, ahí, empezó su calvario.

Desde hace tres años, los manteros se colocan justo enfrente de su tienda en la calle Preciados para vender camisetas falsificadas, cuando él tiene las oficiales en su comercio. "Durante el Mundial de Fútbol del pasado verano, la gente compraba las camisetas en la calle a 20 euros y aquí no entraba ni Cristo", se lamenta indignado.

Además, lejos de solucionarse, el problema va en aumento. Según su testimonio, desde que la alcaldesa, Manuela Carmena, llegó al poder, los manteros campan a sus anchas sin que la Policía Municipal haga nada por impedirlo.

"Esto es jauja. Se han hecho los dueños de la calle y, como si fuese la toma de La Bastilla, han tomado la Puerta del Sol y la Plaza Mayor. Se han multiplicado por cuatro. Su cliente favorito es el turista nacional o extranjero. Cuando pasa un coche de la Policía, ni se mueven. Esto con el anterior equipo de gobierno no pasaba", protesta. De hecho, sus empleados han llamado ya tantas veces a la Policía, que los agentes se quejaron y les pidieron que dejasen de telefonear.

Kiko, casado y con tres hijos, no quiere dar su nombre completo ni sus apellidos por temor a las represalias. No es la primera ni la segunda vez que recibe amenazas de los manteros. Ha tenido varios enfrentamientos verbales con ellos y le han intentado coaccionar cuando ha sacado alguna foto para enviársela a la Policía.

Como están situados enfrente de su tienda, Kiko ha dedicado mucho tiempo a observar su modus operandi: cuánto venden y cómo lo hacen. Y, lo primero que quiere transmitir, es que hay que acabar con el 'buenismo' hacia los manteros, ya que la imagen del necesitado que no tiene para comer es falsa.

"El mantero es un pobrecito hasta cierto punto. La gente se piensa que ganan cinco euros, cuando un mantero ingresa una media de 150 euros al día. En una jornada buena de verano se puede sacar 400 euros. Si te acostumbras a ganar esas cantidades, se produce un efecto llamada y, al día siguiente, vienes con más material y avisas a tus compatriotas de que aquí hay negocio".

El informe sobre la venta ambulante ilegal en la ciudad, encargado por la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), da una idea de las cifras que mueve el negocio. Según la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea, el comercio ilegal provoca unas pérdidas de 31.412 millones de euros al año, lo que en empleos se traduce en 396.639 puestos perdidos en Europa.

En España, la reducción de ventas por el efecto de la venta ambulante ilegal es de 4.630 millones de euros, con la correspondiente pérdida de 53.203 puestos de trabajo. Y, si nos remitimos a Madrid, las pérdidas son de 157 millones de euros, 25 millones de euros menos en recaudación del IVA y del IRPF y 1.046 empleos perdidos.

Porque lo que está claro es que el mantero es el último eslabón de una cadena con un mecanismo perfectamente engrasado. Kiko lo conoce bien y sabe de sobra que, en el momento en el que se anunciaron los partidos de semifinales de la Copa del Rey, la mafia se puso a trabajar para abastecer de productos del Madrid-Barça: "Ahora mismo ya están preparando las camisetas, las bufandas con los escudos de los equipos... Cuando se jugó el partido del Boca Junior contra el River Plate en Madrid, de una semana para otra ya vendían camisetas y bufandas de los equipos argentinos. Yo no puedo competir con ellos porque tengo que encargar el material con meses de antelación".

Publicado por: Alex el domingo 10 de febrero de 2019



Síguenos:



Denunciar desperfectos de su ciudad

POLÍTICA COOKIES | PROTECCIÓN DE DATOS | AVISO LEGAL | CONTACTO | Diseño y Programación Web

Alertas de Empleo

Alertas de Empleo Personalizadas:
Recomendamos NO usar mail de HOTMAIL o YAHOO

De donde te interesan las ofertas:

Palabras que definan su perfil separadas por comas

Fecha Nacimiento


Afirmo que he leído la información legal y protección de datos del sitio web
¿Quiere recibir alertas en su messeger?

cerrar
No olvides Compartir: