Síguenos:

Pedro Sánchez promete una renta mínima y subidas fiscales a los ricos

Regreso al ideario tradicional de la socialdemocracia para tratar de marcar el paso en la campaña electoral. Pedro Sánchez ha presentado este miércoles las líneas maestras del programa del PSOE para el 28-A.

El presidente ha puesto el énfasis en revertir los elevados niveles de desigualdad, que se han disparado durante la Gran Recesión. Los socialistas redoblan su apuesta por subir los impuestos a las rentas más altas y grandes empresas, y prometen anular los aspectos más lesivos de la reforma laboral que no han logrado derogar en el Gobierno. Además, apuntan a una subida de la presión fiscal, muy inferior a la media europea, para costear medidas como el ingreso mínimo vital.

El programa económico del PP se basa en bajar todos los impuestos —con el ultraliberal Daniel Lacalle como ideólogo—, a pesar de la complicada posición fiscal de España, con una tasa de paro del 14%, el mayor déficit de Europa (2,7%) y una deuda pública que roza el 100% del PIB. La apuesta del PSOE, en cambio, consiste en recobrar las credenciales socialdemócratas perdidas tras la conversión de José Luis Rodríguez Zapatero a la austeridad en mayo de 2010. Ante las señales de desaceleración económica, con España respondiendo, al menos por el momento, mejor que el resto de las principales economías de la UE, el PSOE considera prioritario reforzar la asistencia a las familias en situación de vulnerabilidad o en riesgo de exclusión social. De ahí que el ingreso mínimo vital, una de las medidas estrellas que Sánchez ya contemplaba en los programas electorales de 2015 y 2016, se mantenga como una de las principales propuestas del Ejecutivo.

Con ese ingreso mínimo, Sánchez aspira a erradicar la pobreza infantil, un drama que en España afecta a 2,6 millones de menores según datos del Gobierno y de Unicef. “Es la piedra sobre la que vamos a construir la lucha contra la pobreza”, ha afirmado el presidente en la presentación de las 110 medidas más relevantes de su proyecto. El Consejo de Ministros aprobó el 8 de marzo un real decreto en el que establece el incremento de la asignación económica por hijo a cargo que pasa a 341 euros anuales para las familias en situación de pobreza y que en el caso de las familias en situación de pobreza severa asciende a 588 euros. En esta línea, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, llevó la semana pasada al Consejo una Estrategia Nacional de Prevención y Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social 2019-2023.

La financiación de estas y otras medidas sociales pasa por la subida impositiva a las rentas más altas. Es lo que el Gobierno pretendía en los Presupuestos para este ejercicio, que el Congreso rechazó con el voto en contra de PP, Ciudadanos, PDeCAT y ERC. El PSOE y Podemos acordaron en otoño aumentar el IRPF a las rentas superiores a 140.000 euros y subir el impuesto de sociedades a las grandes empresas cuya facturación supera los 20 millones. El Gobierno, que estima que por la vía de impuestos podría ingresar 5.700 millones de euros más, insiste por tanto en “converger paulatinamente” hacia el promedio de recaudación de la UE. La presión fiscal en España fue en 2017 del 34,5% en relación con el PIB —a la altura de varios socios del Este, y muy lejos de los países nórdicos— frente a una media del 41,4% en la zona euro, según Eurostat.

Para “adaptarse a la economía del siglo XXI” y armonizar la fiscalidad española con la europea, el PSOE insiste en gravar a las multinacionales tecnológicas y a la banca con las llamadas tasa Google y tasa Tobin, respectivamente. El PSOE también daría un impulso a la fiscalidad “que desincentive la contaminación y favorezca la transición ecológica”. Pedro Sánchez anunció en septiembre un impuesto al diésel para 2019. El presidente del Gobierno ha recalcado este miércoles que España tiene que abordar la transición ecológica “como una fuente de oportunidad y no como un incordio”.

En cuanto a las pensiones, el PSOE eliminaría el actual índice de revalorización y propone que se actualicen anualmente con el IPC real, aumentando en mayor medida las pensiones mínimas y no contributivas a pesar del creciente déficit del sistema. Sánchez establece en su programa una senda de cinco años para eliminar el déficit de la Seguridad Social, que en la actualidad es de 18.000 millones de euros. “Es un programa construido con realismo pero con ambición”, ha afirmado la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, que coordinó su contenido junto a la vicepresidenta Carmen Calvo. El feminismo, ha subrayado la número dos de Sánchez, es un asunto de Estado para el PSOE. “No hay más ni mejor democracia que la que equilibra la ancestral desigualdad entre hombres y mujeres”, ha expresado Calvo.

La despoblación es otra cuestión estratégica que el PSOE ha incluido los últimos meses en el debate público. También es novedosa la consideración de familia numerosa de las familias monoparentales con dos hijos o más. Con la mejora de las retribuciones del personal militar, "para que dejen de cobrar menos que otros sectores de la Administración Pública", los socialistas muestran su sensibilidad con un electorado en el que se ha volcado Vox. El programa del PSOE establece el avance en la equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. En memoria histórica, el PSOE sigue las recomendaciones de Naciones Unidas y el Estado asumirá “directamente” la gestión de la búsqueda, justicia y reparación a las víctimas del franquismo.

Publicado por: Alex el jueves 28 de marzo de 2019



Síguenos:



Nuevo servicio de alertas EMPLEO, adaptadas a tu perfil profesional

POLÍTICA COOKIES | PROTECCIÓN DE DATOS | AVISO LEGAL | CONTACTO | Diseño y Programación Web

Alertas de Empleo

Alertas de Empleo Personalizadas:
Recomendamos NO usar mail de HOTMAIL o YAHOO

De donde te interesan las ofertas:

Palabras que definan su perfil separadas por comas

Fecha Nacimiento


Afirmo que he leído la información legal y protección de datos del sitio web
¿Quiere recibir alertas en su messeger?

cerrar
No olvides Compartir: