Síguenos:

Las empleadas del hogar luchan contra la explotación

Las empleadas del hogar sufren condiciones precarias, especialmente las internas. Una precariedad que se une a la discriminación, las desigualdades y los abusos de todo tipo que se ven acrecentadas cuando se trata de mujeres extranjeras.

Es lo que revela un estudio del Servicio Jesuita a Migrantes titulado “Visibilizar lo imposible. Mujeres migradas y empleo del hogar” y cuyo objetivo es hacer aflorar la explotación que sufren las empleadas del hogar y de cuidados en España.

Silvia Villalba, de la asociación Claver, explica que “el trabajo del hogar es un espacio especial en el sentido de que se desarrolla dentro de una casa, entonces es muy difícil comprobar cuándo se sufre una vulneración”. Y destaca que los abusos no se limitan a lo estrictamente laboral, sino que van más allá. “Las principales vulneraciones están relacionadas con las condiciones de trabajo, pero también con la discriminación por racismo, porque tienen una conexión con las relaciones jerarquizadas y discriminatorias en el empleo del hogar y de cuidados”. Además, en el caso de las mujeres inmigrantes se dan “situaciones degradantes, tratos vejatorios que encierran múltiples formas de violencia, incluido el acoso sexual”, destaca el texto.

Los casos más habituales que llegan a la asociación Claver son los de mujeres que trabajan muchísimas horas, “por ejemplo las que están en régimen de internas hay casos en los que ni siquiera tienen un espacio propio para descansar, tienen que dormir por ejemplo en el salón o compartir habitación con la persona a la que cuidan, se les controla la comida y hay casos extremos que sufren acoso”, denuncia Silvia.

Jessica Vargas, empleada del hogar, nos cuenta que nunca ha sido humillada en su trabajo. Llegó a España con 22 años de Perú y tras 16 trabajando como empleada del hogar se siente afortunada por su experiencia positiva, por eso lucha desde una asociación de trabajadoras de Sevilla junto a otras compañeras para que la información sobre derechos y deberes llegue a más mujeres. Jessica destaca que se trata de “un trabajo de empoderamiento” para mostrar que su trabajo “es tan digno como cualquier otro”. Denuncia que sus compañeras son vulneradas cuando un empleador de pronto decide prescindir de sus servicios y no les finiquita correctamente, no pueden cobrar el paro… Desde su asociación trabajan para dar visibilidad a su profesión “que es cuidar vidas, y es importante que las personas se desarrollen a través de nuestro trabajo”.

Silvia subraya que más de la mitad de las empleadas del hogar son mujeres formadas, porque son inmigrantes que estudiaron en sus países. Se trata de “mujeres que han tenido que dejar sus hogares, incluso sus hijos a cargo de otras mujeres, y vienen a cubrir la demanda que hay en España y Europa”, por eso, explica, “han ido para atrás en la escala social”. Además, la ley de extranjería contempla que tras tres años tienen la posibilidad de optar a obtener sus papeles por arraigo, así que es durante ese periodo cuando más casos de vulneración de derechos se producen. Uno de los principales problemas que destaca este estudio es que “las trabajadoras normalizan condiciones de trabajo indignas, que aceptan porque sienten no tener opción”.

El caso de las kellys ha supuesto un referente importante para las trabajadoras del hogar, según Silvia, porque aunque no estén en el régimen especial, “hay líneas comunes” con respecto a la precariedad laboral. Silvia celebra que las trabajadoras del hogar “están organizándose. Hay toda una emergencia de lucha de muchas mujeres”, especialmente a raíz de que la enmienda 677 haya pospuesto a 2024 su entrada en el régimen general.

Sin embargo, si bien Silvia insiste en que las mujeres están organizadas y en lucha, apoyadas por asociaciones, hay un “factor determinante” que dificulta la organización y son “las largas horas de trabajo, el régimen interno”. Desde la Asociación Empleadas del Hogar de Sevilla, Jessica lamenta que cuentan con cerca de un 20% de las empleadas que salen a luchar porque el 80% no pueden al “estar trabajando 24h siete días a la semana. Es imposible luchar contra eso”. Están reclamando los cambios legislativos necesarios para la integración de las empleadas de hogar en el convenio 189. Silvia asegura que ha habido ciertas promesas desde el Gobierno de que ese convenio se va a ratificar, “pero hasta ahora no se sabe qué va a suponer eso”. Pero celebra que “lo importante es que la conciencia está creciendo entre las mujeres”.

“La cuestión de los cuidados es esencial para el desarrollo de la vida”, defiende Silvia. Por eso más allá de la cuestión de las mujeres trabajadoras asegura que “nosotros como sociedad tenemos que buscar nuevas formas de garantizar los cuidados, que no solamente puedan recibir cuidados aquellos que lo puedan pagar”, y exige políticas públicas que permitan el acceso a los cuidados.

Publicado por: Alex el miércoles 21 de noviembre de 2018



Comentarios Facebook
Síguenos:



Nuevo servicio de alertas EMPLEO, adaptadas a tu perfil profesional
Ofertas Empleo Sucurriculum.com RSS Empleo Local
ofreces empleo
Síguenos en Twitter


Síguenos en Google+


Síguenos en Linkedin


En Facebook


Nuevo servicio de alertas EMPLEO, adaptadas a tu perfil profesional

POLÍTICA COOKIES | PROTECCIÓN DE DATOS | AVISO LEGAL | CONTACTO | Diseño y Programación Web

Alertas de Empleo

Alertas de Empleo Personalizadas:
Recomendamos NO usar mail de HOTMAIL o YAHOO

De donde te interesan las ofertas:

Palabras que definan su perfil separadas por comas

Fecha Nacimiento


Afirmo que he leído la información legal y protección de datos del sitio web
¿Quiere recibir alertas en su messeger?

cerrar
No olvides Compartir: