Síguenos:
| Telegram

La sanidad privada se dispara tras los recortes en el sistema público

Tras los drásticos recortes en la sanidad pública ordenados por el PP en 2012 el Gobierno pretendía ahorrar 7.260 millones— y mientras la economía dibujaba gráficas negativas en el invierno de la recesión, las pólizas de salud no pararon de crecer hasta llegar a los 11,5 millones de personas cubiertas en 2017, un millón más (un 10%) desde el gran tijeretazo.

Eso supone que uno de cada cuatro españoles puede acudir a la sanidad privada amparándose en un seguro.

Hoy, uno de cada cinco hogares tiene un seguro sanitario, con un gasto medio de 1.186 euros anuales, según datos del INE. Estas pólizas tiraron del sector con un 5,6% de crecimiento en 2018 y una facturación de 8.520 millones. Parte de los suscriptores de esas pólizas han tenido malas experiencias en la sanidad pública. Durante los años en que se desplomó la inversión, a partir de 2012, bajó la satisfacción de los usuarios del gran paraguas público de cobertura sanitaria, al tiempo que crecían las listas de espera. Ni siquiera llegó al 6,5 sobre 10, cifra que no se recuperó hasta 2016, coincidiendo con la curva dineraria ascendente.

Fuentes del sector privado no relacionan directamente recortes y crecimiento de las pólizas. “La mayoría pensamos que tenemos una sanidad pública excelente”, dice Ángela Milla, directora de Salud de Axa, “con el seguro privado, que es un modelo complementario, buscamos comodidad y capacidad de elección”. La directiva añade que estos productos se han convertido en algo muy asequible y con gran capacidad de personalización. "Han dejado de ser un lujo". “Un seguro de salud te da acceso sin esperas al médico de cualquier especialidad entre otras ventajas”, asegura Iñaki Peralta, director general de Sanitas Seguros, la segunda empresa en cuota de mercado, “y las compañías invertimos en mejorar la experiencia de los clientes”. Peralta se refiere a la posibilidad de obtener con el móvil hasta videoconsultas.

La patronal de las aseguradoras Unespa mantiene que el crecimiento de las pólizas se debe a que “empresas y pymes las ofertan como un beneficio social, el más valorado por los empleados. Es una herramienta de retención del talento”, observa un portavoz. Peralta y Milla corroboran lo que reflejan los datos.

“Lo que no se dice es que las empresas desgravan los seguros que contratan para los trabajadores”, dice el portavoz de la FADSP, “con lo cual, entre todos estamos financiando el seguro privado”. Además del beneficio fiscal, si cabe, para los empleados, a quienes les sale más barato contratar la póliza, las empresas se deducen el 100% de lo aportado en el impuesto de sociedades. Por otra parte, casi dos millones de funcionarios eligen pólizas privadas frente al sistema nacional de salud. “Ese modelo debería de desaparecer e integrarlos a todos en la pública”, continúa Sánchez Bayle, “porque el Estado paga por ello”

Publicado por: Alex el martes 29 de enero de 2019



Síguenos:
| Telegram



Denunciar desperfectos de su ciudad

POLÍTICA COOKIES | PROTECCIÓN DE DATOS | AVISO LEGAL | CONTACTO | Diseño y Programación Web

Alertas de Empleo

Alertas de Empleo Personalizadas:
Recomendamos NO usar mail de HOTMAIL o YAHOO

De donde te interesan las ofertas:

Palabras que definan su perfil separadas por comas

Fecha Nacimiento


Afirmo que he leído la información legal y protección de datos del sitio web
¿Quiere recibir alertas en su messeger?

cerrar
No olvides Compartir: