Síguenos:
| Telegram

España creció un 0,7% hasta marzo

La economía española ha arrancado el año creciendo con fuerza por el empuje de la inversión, y el músculo de la industria y la construcción, a lo que ha ayudado el despertar de la actividad en Europa. El Producto Interior Bruto (PIB) creció un 0,7% en el primer trimestre, una décima más que en el anterior periodo y su mayor nivel desde el cuarto trimestre de 2017.

En términos interanuales, la economía avanzó un 2,4%, una décima más que en el trimestre anterior. Dentro de estos 2,4 puntos, la demanda nacional contribuyó con 2,2 puntos, tres décimas menos que en el cuarto trimestre de 2018, pero este deterioro lo compensó la externa, que aportó dos décimas, cuatro más que en el anterior periodo. Esta mejora va de la mano de la recuperación de Europa: la zona euro elevó su crecimiento trimestral al 0,4%, dos décimas más que en el anterior periodo, ayudada por la salida de la recesión de Italia –creció un 0,2%– y a que Francia mantuvo su tracción con un 0,3%.

En la radiografía que publicó ayer el INE de la contabilidad nacional se observa que la actividad está apoyándose en varios motores: por un lado el consumo de las familias pierde fuerza, lo que llama la atención cuando en el primer trimestre irrumpieron las subidas de las nóminas a empleados públicos y pensionistas que aprobó el Gobierno a finales de 2018. De esta forma el consumo de los hogares creció un 0,3%, cuatro décimas menos que en el trimestre anterior y seis por debajo de lo que registró en el mismo trimestre de 2018, sin subida salarial a los funcionarios entonces.

Ello puede deberse a que el consumo ha tocado techo, después de encadenar 23 trimestres consecutivos creciendo desde 2013 y quizá se esté recuperano la tasa de ahorro, en mínimos históricos del 4,9% de la renta disponible en lo que supondría un factor positivo; pero también puede deberse a un deterioro derivado del menor tirón del empleo en los tres primeros meses.

 Como fuere, el gasto empresarial coge el relevo del consumo y tras cerrar estancado en el último trimestre de 2018, en el arranque de este año crece un 0,7%. También ayuda al comportamiento de la actividad el consumo público, que aumentó un 0,4%, mismo porcentaje que en el trimestre anterior y dos décimas menos que en el mismo periodo de 2018.

Pero es la inversión a través de la formación bruta de capital fijo la que más sorprende, al crecer un 1,5%, después de contraerse en el cierre del año pasado. Precisamente la que más aumenta es la destinada a maquinaria y bienes de equipo, en lo que supone renovación de activos empresariales, al descollar un 3,8%. Un porcentaje que cobra más importancia después de dos trimestres en negativo a cierre de 2018.

Junto a ello, las exportaciones se reducen un 0,5%, por la caída de las ventas de bienes al exterior pero también por el menor gasto medio de los turistas, en lo que ya puede ser el primer aviso de una moderación del turismo por la recuperación de destinos competidores. Sin embargo, las importaciones se desploman un 1,1%, debido al menor crecimiento del consumo pero también al abaratamiento del petróleo. Mientras el precio medio del barril de Brent fue de 47 dólares en los últimos tres meses de 2018, en los tres primeros de 2019 se redujo ligeramente a 45, con el consiguiente ahorro para el bolsillo.

Publicado por: Alex el jueves 02 de mayo de 2019



Síguenos:
| Telegram



Denunciar desperfectos de su ciudad

POLÍTICA COOKIES | PROTECCIÓN DE DATOS | AVISO LEGAL | CONTACTO | Diseño y Programación Web

Alertas de Empleo

Alertas de Empleo Personalizadas:
Recomendamos NO usar mail de HOTMAIL o YAHOO

De donde te interesan las ofertas:

Palabras que definan su perfil separadas por comas

Fecha Nacimiento


Afirmo que he leído la información legal y protección de datos del sitio web
¿Quiere recibir alertas en su messeger?

cerrar
No olvides Compartir: