Síguenos:

El Gobierno creará 150.000 empleos al invertir en 2.000 km de autovías

El Gobierno ha presentado un megaplan de infraestructuras para crear en España más de 2.000 nuevos kilómetros de autovía con una inversión próxima a los 5.000 millones de euros. El objetivo es reactivar la obra pública tras siete años de recortes y, sobre todo, generar puestos de trabajo en un sector con poca capacidad de reciclaje laboral.

El plan del Gobierno contempla la creación de 150.000 nuevos puestos de trabajo durante la fase de construcción de las autopistas -entre los años 2018 y 2022- y otros 39.000 durante la explotación en labores de mantenimiento y conservación previstas hasta 2052. Sólo durante la construcción harán falta 48.000 empleos directos, según anunció el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy en un acto en Moncloa.

La diferencia con otros grandes planes de infraestructuras presentados en España radica en su modelo de financiación. En este caso serán las constructoras (20%), entidades financieras y fondos de inversión (40%) y Banco Europeo de Inversiones (BEI) (40%), a través del conocido como Plan Juncker, quienes financien los trabajos.

Las empresas adjudicatarias comenzarán a cobrar un canon anual a partir del momento en el que la carretera comience a usarse, lo que se conoce como Pago por Disponibilidad. Este pago se prolongará 30 años e irá vinculado a condiciones de calidad del servicio y no al tráfico, con lo que se evita que la falta de circulación por un hipotético empeoramiento de la economía o el rechazo a pagar peajes ponga en riesgo la salud financiera de las concesiones.

Esto es lo que ha ocurrido en las radiales de acceso a Madrid, que tendrán que ser rescatadas por el erario público por un importe máximo que según el Tribunal de Cuentas podría ascender a 3.700 millones de euros «más litigios». Fomento ha proyectado en esta ocasión un pago próximo a los 350 millones de euros anuales para pagar por la certificación de las nuevas obras y su mantenimiento.

Rajoy no concretó ayer cuáles iban a ser los proyectos que saldrán a concurso a la vuelta del verano y se limitó a señalar que se trata de una veintena de corredores con un peso importante en la vertebración de las grandes carreteras transeuropeas. Las obras incluirán nuevas autopistas y el desdoblamiento del actual parque donde se forman cuellos de botella de forma habitual, sobre todo en la entrada a grandes ciudades.

Lo que sí se esforzó en transmitir el Gobierno es que las nuevas carreteras nada tienen que ver con las radiales de acceso a Madrid proyectadas en los primeros años de siglo. Según Fomento, en este caso se transfiere la totalidad de riesgos de las obras a la empresa concesionaria y no se contempla el pago de ninguna indemnización en el caso de que la concesión quiebre.

No obstante, quedan algunos flecos por cerrar en las negociaciones entre el departamento que dirige Íñigo de la Serna y las principales patronales de la construcción. Una de éstas sería el riesgo vinculado a las expropiaciones de los terrenos donde se construyan las nuevas carreteras. Los concesionarios admiten cubrir una parte de los posibles encarecimientos del precio del suelo, pero quieren que el Estado fije un techo máximo y cubra sobrecostes superiores al 150% del precio original.

Publicado por: Alex el lunes 17 de julio de 2017



Comentarios Facebook
Síguenos:


Tal vez te interese:

Nuevo servicio de alertas EMPLEO, adaptadas a tu perfil profesional
Ofertas Empleo Sucurriculum.com RSS Empleo Local
ofreces empleo
Síguenos en Twitter


Síguenos en Google+


Síguenos en Linkedin


En Facebook


Nuevo servicio de alertas EMPLEO, adaptadas a tu perfil profesional

POLÍTICA COOKIES | PROTECCIÓN DE DATOS | AVISO LEGAL | CONTACTO | EmergencyID

Alertas de Empleo

Alertas de Empleo Personalizadas:

De donde te interesan las ofertas:

Palabras que definan su perfil separadas por comas

Fecha Nacimiento


Afirmo que he leído la información legal y protección de datos del sitio web
cerrar
No olvides Compartir: