Síguenos:

Consejos para ahorrar en Navidad

Llega la Navidad, la época del año que más sufrimiento provoca a los bolsillos de todos los españoles. El mes de diciembre es el período de consumo por antonomasia, pero nunca debe convertirse en un atentado para el bolsillo, por lo que hay que evitar caer en la tentación del gasto impulsivo.

Cada familia española destinará 671 euros de media en las fiestas del 2013, una cifra que por primera vez desde el inicio de la crisis trae consigo un cambio radical en la tendencia de consumo de los ciudadanos; y es que parece que las Navidades de este año vuelven a venir agarradas de la mano del optimismo. O así lo muestran por lo menos las intenciones de los españoles, que pretenden incrementar un 2% su gasto respecto al año pasado.

Las organizaciones de consumidores recomiendan sentarse los días previos y elaborar concienzudamente una lista lo más cerrada posible con las partidas económicas que se van a destinar a los principales capítulos de consumo en estas fechas (alimentación, regalos y rebajas). La OCU recuerda que es importante ajustar el presupuesto a las posibilidades de cada familia, la Navidad no debe confundir a nadie y, a pesar del entusiasmo propio de las próximas jornadas, debe imperar la racionalidad del gasto. Planificar y presupuestar son los principales argumentos que han de prevalecer y sobreponerse al riesgo que conllevan las compras compulsivas.

Las luces, la decoración, el colorido y, en general, el ambiente afable hacen que se caiga en la tentación de comprar sin control. Además, es importante ajustarse a las compras estrictamente necesarias, porque las de última hora pueden provocar un desajuste de lamentables consecuencias para la economía familiar. Evitar lo que no sea primordial para las fiestas es una de las principales claves que permitirán allanar tan complicada cuesta de enero.

La tarjeta de crédito, compañero desleal

El dinero en efectivo -en contra de lo que muchos piensan- es el mejor aliado en estas fechas. Aunque las compras a plazos y las tan prometedoras financiaciones de las tiendas son ofertas realmente tentadoras, hay que recordar que muchas veces cuando se echa mano de estos recursos se está gastando un dinero que no se posee.

Guardar dinero para sobrevivir todo el mes

Las Navidades son unas fechas cortas e intensas que muchas veces se llevan consigo todo el presupuesto mensual disponible para una familia. Después del 6 de enero, llega la vuelta a la realidad con los consiguientes facturas y gastos cotidianos, por lo que las organizaciones de consumidores recomiendan establecer un límite y separar el dinero que se va a necesitar en los días posteriores a la Navidad. Divertirse en las fechas más consumistas del año no tiene que ser sinónimo de pasar apuros en enero.

Cada cosa a su tiempo. Todos los productos que suben su precio, vuelven a recuperar su valor habitual en algún momento. Lo adecuado sería realizar un pequeño estudio del mercado (recuperando la información que las organizaciones tienen de otros años) y no comprar a la vez todas las cosas necesarias para pasar unas buenas Navidades. Los bolsillos van a sufrir lo mismo si se compra todo a última hora como si se adelanta innecesariamente el aprovisionamiento. Durante las tres semanas que dura la adquisición de los productos para esta época, la mayor parte de las cosas pasan alguna vez por una promoción, encontrar el momento justo puede llegar a suponer ahorros muy importantes.

La compra de los menús, escalonada

Comprar alimentos que no estén de temporada puede suponer un ahorro muy importante para el bolsillo. La OCU ha realizado un estudio muy interesante en el que se tomó como referencia una serie de alimentos muy típicos y habituales en los menús navideños de los españoles. El cordero lechal, el redondo de ternera, la pularda, el besugo, la lubina, las angulas, los langostinos y las almejas pueden llegar a incrementar su precio en las semanas previas a los días festivos hasta un 98 % más. El pescado azul, la ternera, el pollo o el cerdo pueden ser unos sustitutos baratos e igual de deliciosos. Los dulces y las bebidas tienen un período de caducidad prolongado y pueden ser adquiridos al comienzo de la temporada cuando su precio aún no ha alcanzado las desorbitadas cantidades de las fiestas.

«El amigo invisible», el mejor amigo del ahorro

Esta propuesta, en la que dentro de un grupo de amigos o familiares cada miembro solo tiene que regalar a solo una persona, permite establecer un límite de gasto para todos, con lo que será mucho más fácil controlar el dinero y escoger un buen regalo. Además, en este tipo de iniciativas muchas veces se puede apostar por artículos hechos a mano y con algún significado personal más que material, el desembolso será menor, mientras que la apuesta por la personalización y por lo sentimental darán un valor añadido al regalo.

La suerte, compartida Los expertos aseguran que cada español gastará de media unos 65 euros en lotería de Navidad. Son muchos los que cada año realizan una importante inversión en este sorteo y las asociaciones de consumidores aseguran que una de las mejores formas para evitar excesos en esta partida es compartir décimos con amigos y familiares.

Los juguetes, que sean seguros.

Los juguetes son otro de los capítulos que más castigan la economía de muchas familias españolas, por lo que su planificación permitirá equilibrar mejor las cuentas. Las asociaciones señalan que es muy recomendable conseguir que los niños escriban cuanto antes la carta a los Reyes Magos para así poder conseguir una programación con tiempo de los regalos que Sus Majestades adquirirán en los días de fiesta. Además, es muy recomendable evitar que los niños se colmen de anuncios de juguetes, ya que el resultado será una caída en picado de los más pequeños en ese peligroso agujero que es el consumismo desmedido. El precio de los regalos para los más pequeños puede variar hasta un 20 % según el establecimiento y el momento en que se compre, por lo que Internet puede convertirse en el mejor aliado. Precio y calidad no deben estar reñidos, pero mucho menos cuando se trata de juguetes para los niños. Todos aquellos artículos que no cuenten con el sello de garantía deben ser desechados. Consumo cuenta en su web con una lista de juguetes prohibidos que actualiza a diario.

Publicado por: Alex el martes 17 de diciembre de 2013



Comentarios Facebook
Síguenos:


Tal vez te interese:

Nuevo servicio de alertas EMPLEO, adaptadas a tu perfil profesional
Ofertas Empleo Sucurriculum.com RSS Empleo Local
ofreces empleo
Síguenos en Twitter


Síguenos en Google+


Síguenos en Linkedin


En Facebook


Nuevo servicio de alertas EMPLEO, adaptadas a tu perfil profesional

POLÍTICA COOKIES | PROTECCIÓN DE DATOS | AVISO LEGAL | CONTACTO | EmergencyID

Alertas de Empleo

Alertas de Empleo Personalizadas:

De donde te interesan las ofertas:

Palabras que definan su perfil separadas por comas

Fecha Nacimiento


Afirmo que he leído la información legal y protección de datos del sitio web
cerrar
No olvides Compartir: