Síguenos:

Cómo resolver las situaciones complicadas de una entrevista de trabajo

Toma nota de cómo prever o resolver algunas de estas situaciones comprometidas en una entrevista de trabajo.

Muchos candidatos preparan mentalmente un pequeño guion de las respuestas que darán al seleccionador en caso de que éste realice unas preguntas concretas. Esto es totalmente recomendable, debe contemplar no sólo las respuestas habituales y que van relacionadas con la experiencia, los logros y las motivaciones. Al preparar una entrevista debemos ir más allá, pudiendo prever preguntas más o menos incómodas que lleven la situación hacia un terreno más "pantanoso".

Tuve desacuerdos con mi jefe. ¿Debo comunicárselo al seleccionador?

Es muy probable que en una entrevista de trabajo debas enfrentarte a la pregunta de por qué abandonaste tu último empleo. Si dejaste tu empleo anterior por este motivo, ten en cuenta que pocas empresas confiarán en un candidato que habla de forma muy negativa de sus antiguos superiores, así que deberás trabajar en una respuesta educada y diplomática, sin entrar en detalles. Para resolver la pregunta, bastará con que menciones la existencia de “diferencias de criterio” con tu superior a la hora de resolver el trabajo diario.

¿Debo aceptar un empleo de menor remuneración?

Muchos seleccionadores evitan contratar a candidatos acostumbrados a cobrar salarios muy superiores a la cifra ofertada para el puesto. Estos trabajadores a menudo pueden sentirse "de paso" en la empresa, mostrando un compromiso o una motivación menor. Si este es tu caso, el seleccionador querrá conocer de antemano si serás un candidato válido y comprometido, y posiblemente quiera conocer el rango salarial del que disfrutabas en tu anterior empleo. Si te ves forzado a aceptar un empleo de menor remuneración, muéstrate motivado e interesado por la empresa, y deja claro, si surge la oportunidad, de que te sientes cómodo con el sueldo que percibirás inicialmente.

Hay grandes lapsos de tiempo entre mis empleos, ¿cómo lo explico?

Es posible que hayas estado en paro durante meses o incluso años, que te hayas tomado un año sabático o que hayas dedicado un largo periodo de tiempo a cuidar de hijos o familiares a tu cargo. Si estos lapsos de tiempo son muy visibles en tu currículum, el seleccionador los verá y posiblemente te pregunte por ellos. En ningún momento debes mentir o esconder la verdad, pero es importante que dejes claro que has sabido mantenerte al día de todo aquello relacionado con tu sector. ¿Has realizado cursos o te has sacado algún título durante esos periodos? Es un buen momento para hablar de ellos.

He cambiado muchas veces de empleo

Para un reclutador que no conozca a un candidato, un currículum vitae que muestra muchos cambios de empleo o empleos de poca duración puede ser motivo de descarte. La explicación es sencilla: el candidato que parece haber aguantado poco tiempo en todos sus empleos anteriores desprende un aire de desconfianza, de falta de compromiso o de incompetencia. Si es tu caso, no aconsejamos mentir o "maquillar" estos datos, pero sí aprovechar para destacar lo que has obtenido de tus numerosos empleos: experiencia, capacidad de adaptación al cambio, red de contactos, iniciativa y motivación.

Fuente: Infojobs

Publicado por: Alex el martes 15 de septiembre de 2015



Comentarios Facebook
Síguenos:


Tal vez te interese:

Nuevo servicio de alertas EMPLEO, adaptadas a tu perfil profesional
Ofertas Empleo Sucurriculum.com RSS Empleo Local
ofreces empleo
Síguenos en Twitter


Síguenos en Google+


Síguenos en Linkedin


En Facebook


Nuevo servicio de alertas EMPLEO, adaptadas a tu perfil profesional

POLÍTICA COOKIES | PROTECCIÓN DE DATOS | AVISO LEGAL | CONTACTO | EmergencyID

Alertas de Empleo

Alertas de Empleo Personalizadas:

De donde te interesan las ofertas:

Palabras que definan su perfil separadas por comas

Fecha Nacimiento


Afirmo que he leído la información legal y protección de datos del sitio web
cerrar
No olvides Compartir: