Síguenos:

Baleares obtiene el peor índice de educación de toda Europa

Justo cuando el Anuario de la Educación elaborado por la Universitat de les Illes Balears (UIB) vislumbraba brotes verdes en la educación balear -con una esperanzadora rebaja de la tasa de repetidores- llega otro informe a sacar los colores a Baleares, situándola como la región con peores resultados de España y de toda la Unión Europea. Nuevamente, porque en 2016 ya nos sacó los colores.

Según el Índice de Desarrollo Juvenil Comparado 2018 elaborado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud (ProyectoScopio), Baleares registra los peores resultados en el ámbito educativo, por detrás de Rumanía, Malta, Castilla-La Mancha y Canarias. Tiene el puesto 46 de entre 46 territorios (28 países de la UEy 17 CCAA). Apenas obtiene un 2,5 sobre 10, muy lejos de los primeros puestos donde están Lituania (1º) y Eslovenia (4º), con dos regiones españolas en segundo y tercer lugar:País Vasco y Madrid

Hay más alumnos de entre 25 y 29 años con educación terciaria, hay menos abandono escolar temprano entre los jóvenes de 18 a 24 años y mejora la tasa de aprendizaje de los idiomas extranjeros. Pero saltan las alarmas porque cada vez más alumnos de 15 años y 18 que renuncian a seguir formándose una vez acabada la ESO. Y hay menos población de 22 años cursando estudios universitarios.

La realidad de los jóvenes de Baleares tiene luces y sombras. Si comparamos a Tomeu, prototipo de joven balear, con sus coetáneos Tomás o Thomas del resto de España y de Europa, comprobamos que el balear encuentra trabajo mucho más fácilmente, aunque está aún por debajo de la media europea. Baleares destaca por tener la tasa más alta de empleo juvenil de todo el país, con un 43,6%, seguida muy de cerca por Cataluña (43,5%). Sin duda, esta facilidad para encontrar trabajo repercute negativamente en la educación. Cuanto más trabajo, más abandono escolar y menos ganas o necesidad de seguir formándose.

Las últimas ediciones evidencian una progresiva recuperación, superior a la media nacional, pero lejana a los niveles de 2009. En comparación con la edición anterior, el empleo juvenil en Baleares mejora en cuatro de los seis indicadores que componen esta dimensión. Hay más jóvenes de entre 15 y 29 años trabajando y menos paro en esta misma franja de edad. Hay más empleados por cuenta propia de entre 15 y 29 años y mejora la tasa de parcialidad involuntaria. Empeora la tasa de jóvenes inactivos que no estudian y la temporalidad.

Si Tomeu quiere independizarse, lo tiene más fácil que si viviera en Asturias, Andalucía y el País Vasco, regiones donde se dan las peores tasas de emancipación juvenil. Baleares lidera una de las tres mejores de toda España, por detrás de Cataluña y Navarra, aunque no alcanza los valores del inicio de la crisis. En Luxemburgo, Dinamarca, Finlandia y Suecia cuesta menos salir de casa.

La crisis económica ha frenado la emancipación de los jóvenes, coincidiendo con las caídas de empleo. Pero en 2018 ha bajado de nuevo para los dos grupos de edad de entre 20 y 24 años, y 25 y 29 años, según el estudio del Centro Reina Sofía de Adolescencia y Juventud de la Fad.

El índice de vida deja en buen lugar a Baleares, que destaca en el puesto 11 (de 46). Hay más jóvenes de entre 22 y 29 años que tienen hijos, hay menos muertes entre los chavales de entre 15 y 29 años, y también se reducen los fallecimientos en accidentes de transporte. La cara preocupante es el aumento de suicidios. En Dinamarca, Países Bajos y Suecia se vive mejor, mientras que en Bulgaria, Rumanía y Letonia, peor. La Rioja, Aragón, Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana están en el top 10, por delante de Baleares. Galicia, Extremadura y Cantabria están a la cola, por detrás de la media nacional.

En cuanto al uso de las tecnologías de la información, Baleares se ubica en la posición 17 con un 8,7 sobre 10, descendiendo siete puestos respecto a la edición anterior, aunque por encima de la media española (28) y de la UE (33). La tasa de usuarios jóvenes que no han usado internet en los últimos tres meses mejora pero hay menos chavales con un nivel alto de competencias digitales.

En resumen, se puede afirmar que el desarrollo juvenil de Tomeu y sus amigos mejora en dos de las cinco dimensiones que mide este informe: educación y empleo, mientras retrocede en emancipación, vida y uso de tecnologías.

Publicado por: Alex el miércoles 02 de enero de 2019



Comentarios Facebook
Síguenos:


Tal vez te interese:

Nuevo servicio de alertas EMPLEO, adaptadas a tu perfil profesional
Ofertas Empleo Sucurriculum.com RSS Empleo Local
ofreces empleo
Síguenos en Twitter


Síguenos en Google+


Síguenos en Linkedin


En Facebook


Nuevo servicio de alertas EMPLEO, adaptadas a tu perfil profesional

POLÍTICA COOKIES | PROTECCIÓN DE DATOS | AVISO LEGAL | CONTACTO | Diseño y Programación Web

Alertas de Empleo

Alertas de Empleo Personalizadas:
Recomendamos NO usar mail de HOTMAIL o YAHOO

De donde te interesan las ofertas:

Palabras que definan su perfil separadas por comas

Fecha Nacimiento


Afirmo que he leído la información legal y protección de datos del sitio web
¿Quiere recibir alertas en su messeger?

cerrar
No olvides Compartir: