Síguenos:

Aluvión de jubilaciones en la policía local a los 60 años

La entrada en vigor el pasado 2 de enero del real decreto por el que los policías locales de toda España pueden jubilarse a partir de los 59 años sin reducciones y cumpliendo algunos requisitos ha provocado un espectacular aluvión de retiros anticipados de agentes que han cumplido 59 y 60 años y ha abierto la puerta a que en algunas administraciones públicas ya se estén formando en las academias seis veces menos efectivos que los que pedirán su pensión en breve y se retirarán antes de que acabe el año. Los policías nacionales ya se retiran a los 60, pero su pensión queda apenas en 1.300 €.

Así, según se desprende de las estadísticas del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, solamente en los meses de enero y febrero se han jubilado a los 60 años 922 efectivos, casi los mismos que en todo 2018, que fueron 967 y por encima de los 895 de 2017. Mientras, ya se han retirado a los 59 años la mitad de personas que lo hicieron durante todo el año pasado. Unido a esto, se ha producido un incremento muy importante de la pensión media, que ha pasado de 2.120 euros en 2018 a 2.351 en 2019 para los jubilados con 59 años y de 2.070 euros a 2.345 para los de 60. Esto ha provocado también que la cuantía media de las prestaciones haya subido casi un 11% y alcance ya los 1.453 euros.

La norma aprobada por el Gobierno de Pedro Sánchez a mediados de diciembre de 2018 daba luz verde a que los policías municipales pudiesen solicitar el adelanto de su jubilación aplicando un coeficiente reductor de 0,20% al número de años trabajados como agentes, sin poder reducir más de cinco años a la edad ordinaria de retiro -65 años y ocho meses- y siempre que hubiesen cotizado como mínimo 15 años como policías. Excepcionalmente, la jubilación se puede solicitar a los 59 años si se acreditaban 35 años y 6 meses en 2019; 36 años en 2020, 2021 y 2022; 36 años y seis meses entre 2023 y 2026; y 37 años en 2027 y años posteriores.

La situación también resulta grave en las plantillas de policías locales, que ya se han visto mermadas de manera importante por las primeras jubilaciones y que seguirán disminuyendo a lo largo del año. Pese a que algunos ayuntamientos han empezado a lanzar ofertas masivas de empleo para cubrir una parte de las bajas, desde que se convoca la plaza hasta que el agente se incorpora a su puesto pasa un mínimo de un año y medio, ya que tras aprobar los exámenes debe pasar nueve meses formándose en la academia.

A finales del mes de marzo, Comisiones Obreras hacía balance del impacto de la medida, que tiene como principal objetivo rejuvenecer la plantilla de policías locales y que a corto y medio plazo va a generar tensiones, por la importante disminución de efectivos. Así, solamente en la Comunidad de Madrid se prevén alrededor de 900 jubilaciones a lo largo del presente año, frente a los 155 efectivos que se están formando en estos momentos en las academias de Policía. Una situación que hará que a finales de este ejercicio pueda haber menos policías en activo que en el año 2015, asegura el sindicato en un informe.

En Galicia, la situación es muy similar a la de Madrid, ya que según CCOO, las plantillas ya presentaban déficit antes de que se aprobara la jubilación de las policías, lo que provocará que en los próximos cinco años el saldo entre incorporaciones y jubilaciones sea negativo. Por su parte, Cataluña presenta una plantilla muy envejecida, en la que de los 11.000 efectivos actuales, más de 2.700 tienen una edad superior a los 55 años.  Mientras, en la Comunidad Valenciana el porcentaje de jubilación llegará al 15% aunque a medio plazo se paliará la incidencia porque ya están previstas ofertas públicas ordinarias y extraordinarias. 

El problema en menos grave en otras comunidades, que paliarán la retirada de efectivos con más plazas públicas de empleo. Es el caso de Andalucía o en el País Vasco, una comunidad en la que se ha creado la figura de policía interino, que de momento realiza funciones de policía local. Mientras, en Navarra, los responsables sindicales admiten que no se ha notado el efecto de la jubilación anticipada debido al sistema de montepíos que aún existe en las administraciones públicas de la Comunidad Foral. Así, los que están en edad de jubilarse lo hacen a través de este sistema y no a través del establecido en la Seguridad Social, "por ello hasta dentro de unos tres años no comenzará a tener efectos sobre las plantillas".

En Castilla y León se estima que un 15% de los policías se acogerán a la jubilación durante este año, aunque en provincias como Palencia rondará casi el 40%. En Castilla-La Mancha la mayor parte de los cuerpos policiales tienen menos de cinco años y se prevé que en los dos próximos años se pueden acoger a la jubilación unas 200 personas -el 10% de las plantillas-, un porcentaje similar al de Canarias, aunque en esta comunidad autónoma aún existen más de un 20% de plazas vacantes que no se han cubierto.

Publicado por: Alex el lunes 08 de abril de 2019



Síguenos:


Tal vez te interese:

Nuevo servicio de alertas EMPLEO, adaptadas a tu perfil profesional

POLÍTICA COOKIES | PROTECCIÓN DE DATOS | AVISO LEGAL | CONTACTO | Diseño y Programación Web

Alertas de Empleo

Alertas de Empleo Personalizadas:
Recomendamos NO usar mail de HOTMAIL o YAHOO

De donde te interesan las ofertas:

Palabras que definan su perfil separadas por comas

Fecha Nacimiento


Afirmo que he leído la información legal y protección de datos del sitio web
¿Quiere recibir alertas en su messeger?

cerrar
No olvides Compartir: